Cabo Verde

Aeropuertos de Cabo Verde

Ineco sigue trabajando en el archipiélago africano para que el creciente número de visitantes internacionales disfrute de las mejores instalaciones aeroportuarias, vitales en un país insular. Hasta 2018 supervisará las ampliaciones de los terminales de pasajeros de los aeropuertos de Sal y Boa Vista.

En 2016 los aeropuertos caboverdianos -cuatro internacionales y tres para vuelos domésticos- sumaron 2.215.892 pasajeros, un 11,5% más que en 2015. Destaca especialmente el crecimiento de los pasajeros internacionales, un 22%. El turismo es la clave y el motor del dinamismo del mercado aéreo en el país, al que ya aporta un tercio de su PIB. Cabo Verde es un archipiélago, antigua colonia portuguesa, situado en la costa atlántica africana, a unos 500 kilómetros de Senegal, y está formado por diez islas, de las que siete disponen de aeródromo. Sus largas playas y riquezas naturales atraen cada año más visitantes, lo que ha potenciado el transporte aéreo internacional.

Ineco lleva 14 años colaborando estrecha e ininterrumpidamente con las autoridades caboverdianas para conseguir que su red aeroportuaria, gestionada por la entidad pública ASA Aeroportos e Segurança Aérea, esté a la altura de la creciente demanda de transporte aéreo. Actualmente, y desde julio de 2015, la compañía está supervisando las obras más recientes de ampliación de los terminales de pasajeros de los aeropuertos internacionales de Boa Vista y Sal, los dos con mayor tráfico turístico.

La compañía ha redactado los proyectos de obra, que se centran en la renovación externa, la ampliación de las áreas saturadas y el aumento del confort y la calidad de servicio al pasajero. La construcción está a cargo de otra empresa española, Acciona, mientras que Ineco, con un equipo de cinco personas, supervisa la obras en ambos aeropuertos, localizados cada uno en una isla diferente, Sal y Boa Vista. Se prevé concluir los trabajos a principios de 2018.

Adicionalmente, Ineco ha desarrollado dos estudios de consultoría para analizar la viabilidad de desarrollo de nuevas infraestructuras aeroportuarias en el país. Por un lado, el “Estudio para la viabilidad de localización para los aeródromos de las islas de Santo Antão y Brava”, y por otro el “Estudio de viabilidad técnica para realizar operaciones nocturnas en el Aeropuerto de São Filipe, en la isla de Fogo”. La finalización de ambos trabajos está prevista a mediados de 2018.

Otros proyectos aeronáuticos