Egipto

Alta Velocidad El Cairo-Luxor

Ineco ha seguido trabajando durante 2017 en el estudio de viabilidad de lo que a partir de 2026 podría ser la primera línea de alta velocidad en el país del Nilo. Se han analizado más de mil kilómetros de red que conectarían a más de 230 kilómetros por hora la capital, El Cairo, con Luxor y desde aquí con Asuán y Hurghada, a orillas del Mar Rojo.

Egipto se encuentra actualmente en proceso de modernización y mejora de su ferrocarril. La implantación de la alta velocidad transformará el transporte ferroviario egipcio. El Gobierno está estudiando dos grandes corredores, que conectarían la capital, El Cairo, con el norte y noreste -que comprende el área del Delta, la ciudad de Alejandría y los núcleos portuarios de Suez y Port Said, con el sur: el eje Luxor- Asuán, además de la costa del Mar Rojo, al este. El estudio realizado por Ineco se centra en este segundo corredor, que en total medirá aproximadamente 1.087 kilómetros y tendrá seis estaciones: El Cairo-6 de Octubre, Minya, Asyut, Luxor, Asuán y Hurghada, y una velocidad comercial máxima de 240 km/h entre Cairo y Luxor.

De acuerdo al estudio de demanda -que comprende tres posibles escenarios, vinculados sobre todo a la evolución del turismo internacional- se propone un desarrollo del corredor en diferentes etapas, a lo largo de un período de 15 años. La primera comprendería el tramo entre la capital y Luxor, 650 kilómetros, que entraría en servicio en 2026; Luxor-Asuán en 2031 y el ramal a Hurghada en 2036.

El estudio de viabilidad se ha desarrollado en cuatro grandes fases. En la primera se realizó un análisis de la situación actual y se identificaron los principales condicionantes para el diseño de la nueva infraestructura. En la segunda fase se elaboró un estudio de alternativas de trazado a escala 1:50,000 acompañado de un análisis multicriterio para evaluar las ventajas e inconvenientes de cada una. Una vez identificada la alternativa óptima, en la tercera fase se procedió a desarrollar un diseño de mayor detalle a escala 1:25,000, incluyendo las estimaciones de demanda a futuro y los correspondientes planes de explotación, con el tipo de material rodante recomendado. Por último, en la cuarta fase del estudio se evalúan las inversiones necesarias y los costes de explotación y mantenimiento del sistema, así como los ingresos, además de un análisis del marco macroeconómico e institucional del país, así como una propuesta de modelo de gestión del sistema de alta velocidad.

Otros proyectos ferroviarios