Europa

Implantación ancho estándar en el Corredor Mediterráneo

Los trabajos de implantación del ancho estándar en el Corredor Mediterráneo han seguido su curso en 2017. Ineco, además de seguir redactando diferentes proyectos de construcción de las técnicas de vía, energía o instalaciones de seguridad ferroviaria, también ha seguido participando en la prestación de los servicios de dirección de obra y asistencia técnica en distintos tramos de la línea ferroviaria del litoral. También forma parte del consorcio encargado del estudio que define, prioriza y presupuesta las actuaciones más necesarias, entre las que se busca potenciar el transporte de mercancías por ferrocarril frente a la carretera.

Funcionalmente, uno de los retos más importantes de este corredor de más de 3.000 km es conectar de manera eficiente los principales puertos marítimos de la costa mediterránea española con Europa. En este sentido, las actuaciones más relevantes tienen como objetivo enlazar los puertos españoles con vía de ancho estándar, adecuar la red ferroviaria para que puedan circular trenes de hasta 750 m y eliminar los cuellos de botella existentes. Una buena parte de estas actuaciones se encuentran en obras y/o fase de elaboración de proyectos, en los que Ineco también participa activamente.

Por otra parte, se pretende materializar un eje multimodal europeo de transporte suroeste-este que favorezca y potencie las relaciones económicas entre los estados miembros de la UE, donde se sitúan algunos de los núcleos urbanos más importantes: desde Madrid a Budapest. Para materializar este eje, los proyectos más destacados se centran en la eliminación de las discontinuidades en los pasos fronterizos entre países, sobre todo entre España y Francia (Figueras-Perpignan), Francia e Italia (Lyon-Turín) y Eslovenia (Triestre-Divaca). Los túneles base suponen una de las apuestas más fuertes de Europa para conseguir una ventaja competitiva del ferrocarril frente a la carretera.

El consorcio encargado de llevar a cabo el estudio del Corredor Mediterráneo está formado por PwC, Ineco, SETEC y Panteia. PwC lidera el consorcio y es responsable de la actualización de la lista de proyectos por parte de Italia, Eslovenia y Croacia. SETEC y Panteia son responsables de la parte francesa y húngara, respectivamente. Ineco se reparte la responsabilidad de la actualización de la lista de proyectos española con PwC España. La compañía lidera la parte relativa a innovación de la tarea 3b del estudio, en la que se analiza la ampliación del listado de proyectos del Corredor Mediterráneo teniendo en cuenta aspectos más transversales.

Se calcula que con la implementación completa del corredor en 2030 se podrían trasladar 40 millones de toneladas de mercancías de la carretera al ferrocarril.

Durante 2017, la compañía ha continuado con sus trabajos de dirección de obra y asistencia técnica en la línea ferroviaria entre Valencia y Castellón, donde se está instalando el llamado “tercer hilo”, un tercer carril que permite circular a los trenes tanto en ancho ibérico como estándar o “internacional”.

Las principales actuaciones consisten en la conexión en ancho estándar con la alta velocidad Madrid-Valencia en las proximidades de la estación de Joaquín Sorolla, la instalación de una vía de ancho mixto sobre la actual, la adecuación de la catenaria y de las instalaciones de seguridad y comunicaciones, y la implantación y puesta en servicio del sistema de protección de tren ERTMS Nivel 1. Todos estos trabajos se han llevado a cabo sin afectar al tráfico de mercancías y de viajeros.

Además, Ineco participa como asistencia técnica en las obras de implantación del ancho estándar en el ámbito de Cataluña, concretamente entre San Vicente y Castebisball, en las técnicas de infraestructura, vía, energía e instalaciones de seguridad y comunicaciones.

Otros proyectos ferroviarios