Latinoamérica

Trabajos para metros en Latinoamérica: Santiago de Chile, Quito y Medellín

A lo largo de 2017, Ineco ha continuado con sus trabajos para las autoridades responsables de la gestión de las redes de metro de tres importantes ciudades latinoamericanas: Medellín, Santiago de Chile y Quito. En los tres casos, prestando sus servicios de consultoría para la renovación de la flota de trenes. El papel del metro en el desarrollo de estas ciudades es clave, ya que actúa como vehículo de integración urbana y permite conectar diferentes áreas de forma rápida, eficiente y amigable con el medio ambiente.

Metro de Medellín

Desde 2011, Ineco colabora con Metro de Medellín, entre otros trabajos, en la renovación de su flota, supervisando el diseño, fabricación, recepción y puesta en servicio de 24 nuevos trenes de CAF, incluyendo los equipos de señalización (ATC) embarcados. Tras 20 años en operación, Metro de Medellín moderniza su red de transporte masivo que engloba metro, metrocable, autobús y tranvía. Con un sistema de billete único, ha logrado unir a los barrios y sacar a su gente de los guetos. También reducir la congestión del tráfico y los niveles de ruido y polución.

Metro de Santiago de Chile

Ineco presta sus servicios como consultor para la renovación de la flota de 49 trenes del modelo NS-74 que circula en las líneas 2 y 5 del Metro de Santiago de Chile. Los trenes, fabricados por Alstom, datan de los años 70 y la compañía quería modernizarlos para prolongar su vida útil veinte años más, además de reducir su consumo energético y hacerlos más confortables para los usuarios.

Anteriormente, la empresa había participado en la fase de desarrollo de la ingeniería básica que hizo posible la redacción de los pliegos técnicos para la licitación.

El Metro de Santiago de Chile es el segundo más extenso de Latinoamérica, con seis líneas y una longitud de 136 km.

Metro de Quito

Ineco supervisa la fabricación de las 18 unidades de la primera línea de metro en Quito. Adicional a las 18 unidades, compuestas cada una por 6 coches, Ineco supervisa la fabricación de los 4 vehículos auxiliares, la adquisición de los equipos y herramientas de taller y el lote de repuestos.

La primera línea de Metro de Quito tendrá una longitud aproximada de 22 km, con 15 estaciones, y ayudará a reducir el tiempo de viaje de los usuarios de transporte público en aproximadamente 90 minutos. Este será uno de los metros más altos del mundo, a 2800 msnm y desde su inauguración transportará más de 400 mil personas diarias.

Otros proyectos de intermodal y carreteras